POESÍAS

ADIÓS PAÍS

Roxana Orué

Adiós Cuscatlán, tierra de joyas,

país susurrado en lengua náhuat,

adiós volcán San Salvador,

molde de mis manos.

Adiós lago de Ilopango,

cuenca del río Lempa,

lago Suchitlán, ninfas,

mojarras, guapotes y juilines.

Adiós gladiolos, malvas,

orquídeas, claveles.

Adiós mi blanca

flor de izote.

Adiós torogoz,

¿cuándo volveré a ver

tu cola que desciende de belleza?

¿tu color rojo, tu verde, tu turquesa?

Adiós camino de bosque tropical,

¿qué va a ser del añil

con que te adornas?

¿qué será de tus caballos

y sus trotes lentos?

¿cuándo volveré a posarme

en tu ladera?

Suchitoto y su isla de pájaros llena de

garzas, zarcetas y zanates,

tu cielo azul, tu lago azul

¿cómo olvidarlos de mis ojos?

Adiós país mío, fuerza de mis yemas,

adiós mis olmecas, mis mayas,

adiós mis pipiles,

adiós mis pokomames,

adiós San Andrés,

adiós ruinas de Tazumal.

 

Volveré a verte en todas mis mañanas

porque nunca saldrás

de mis entrañas,

de mi pecho, de mi pelo,

de esta boca que bebió

tus aguas.

Fíjate que no te dejo,

 que me arrancan de ti,

de tu campo descalzo,

de tu tierra sin sombrero,

pero prometo no soltarte,

 reflejarte en mis paletas,

  en el arte que brote del

lienzo de mis dedos,

perpetuarte,

te prometo.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: